Feos pero cómodos

Feos pero comodos

Al principio los encuentras horribles pero poco a poco los ves por todas partes y comienzas verle más virtudes que defectos, así es la moda. Un año más han sobrevivido y los volveremos a ver este verano.

Tienen una cierta semejanza a los zapatos ortopédicos porque suelen ser bastante anchos y bastos. Incluso hay quien los comparan con los zapatos de los guiris.

No son bonitos pero a su favor diremos que son tremendamente cómodos y fresquitos.

Por norma general, deben disponer de suelas de goma o de caucho, si son anchas mejor además los hay en infinidad de materiales.

La familia de los ugly shoes no para de crecer, y ahora incluye variantes como las flatforms, cagrejeras etc…

Muchas han evolucionado y los podemos encontrar con tacón y plataforma, haciendo un diseño mucho más femenino y estiloso, para poder lucir cualquier vestido o pantalón. Los adornos de las hebillas siguen estando presentes en algunas ugly shoes, aunque en otros modelos han cambiado las hebillas por flecos y borlas.

En otros diseños han subido de altura la doble suela, llegando a ser sandalias con plataforma, aunque sin olvidarnos de la suela track o dentada, dándole el aspecto informal que tanto caracteriza a las ugly shoes. Aparte de los diseños, vemos también como han renovado las pieles y colores, donde no podía faltar la piel metalizada en una temporada donde los brillos se llevan todo el protagonismo.

Sean como sean gracias a ellos entras en el paraíso de la comodidad y te olvidas de zapatos con millones de ataduras, que rozan o que llevan cuñas que te hacen perder la estabilidad.

¿Te atreves a llevarlos?