5 consejos para escoger los mejores zapatos

El calzado es de vital importancia para que podamos estar cómodas y a gusto durante la máxima cantidad de tiempo posible. Todas hemos tenido alguna que otra experiencia nefasta con algunos zapatos que nos han amargado la tarde o nos han hecho desear volver a casa lo antes posible solo para quitárnoslos de lo mucho que nos molestaban. Por lo tanto, por nuestra propia comodidad, debemos buscar siempre los zapatos que mejor se adapten a nuestras necesidades y a nuestro sufrido pie. Sin embargo, esto es más fácil decirlo que hacerlo, ¿verdad? Por ello queremos darte algunos consejos que esperamos que te ayuden a escoger los mejores zapatos para ti.

1. Asegúrate que hay suficiente espacio entre el dedo pulgar de tu pie y el tope del zapato. Muchas veces no nos damos cuenta que, al andar, nuestros dedos se inclinan hacia delante por lo que, si nos quedan justos, después de andar un rato con ellos, nos empezarán a doler los pies a consecuencia de la fricción que se produce con cada paso. Por lo tanto, cuando te pruebes unos zapatos, asegúrate de que queda libre un espacio de un par de centímetros entre tu dedo pulgar y el tope del zapato. De este modo, quedará espacio suficiente para que tu pie no se roce con el zapato cuando empieces a andar y nunca te dolerán como consecuencia de ello. ¡Tenlo en cuenta!

2. Presta atención a las suelas. Las suelas rara vez reciben la atención que merecen, pero son muy importantes. Recuerda que son ellas las que tienen que proteger tu pie del suelo, por lo que, si son muy finas, la planta de tus pies te acabarán ardiendo como consecuencia de su repetido contacto con el suelo. Del mismo modo, si las suelas de tus zapatos no tienen demasiada calidad, cada vez que te encuentres con una piedra o un escollo, tus pies serán los que sufran las consecuencias de esta falta de protección. Por lo tanto, asegúrate de comprobar las suelas de tus zapatos antes de comprarlos y de adquirir solo modelos que tengan una de buena calidad. Tus pies acabarán agradeciéndolo.

3. Tus zapatos deben quedarte bien, pero también dejar algo de sitio para que tu pie se expanda. Como bien sabrás, los pies suelen hincharse un poco al final del día como consecuencia del esfuerzo que han realizado. De hecho, también aumentan de tamaño si hace demasiado calor. Por lo tanto, si unos zapatos te quedan justos, cuando esto se produzca, probablemente te terminarán haciendo daño. Así pues, aunque es importante que unos zapatos te queden cómodos y no te bailen, intenta dejar un poco de espacio para que no te hagan daño si se te acaban hinchando.

4. Si conoces zapaterías que venden medios números, que ellas sean tu primera opción. Muchas mujeres tenemos el problema de que nuestro número nos queda muy justo, pero que los zapatos de un número mayor nos queda demasiado grande. Por ello, se ha exportado la idea de los llamados medios números, que son la norma en las zapaterías de países como Reino Unido y Alemania, entre otros. Esta medida tan útil ya se ha exportado a España y, aunque todavía no está muy popularizada, algunas zapaterías ya ofrecen medios números de los modelos que venden. Por lo tanto, acude a estas zapaterías si tienes la opción. De esta manera, tendrás más posibilidades de encontrar un zapato que te quede bien, dado que su tamaño puede variar mucho dependiendo de la marca y del diseño, y los números totales pueden no quedarte bien. Por lo tanto, cuenta con ellas. No te arrepentirás.

5. Cuando te pruebes los zapatos, comprueba que, en su interior, no hay ninguna etiqueta, pico o costura que te pueda rozar y hacer daño. En ocasiones, no nos damos cuenta de este tipo de detalles, pero la verdad es que, con el uso de los zapatos, pueden llegar a provocarte graves incomodidades o, incluso, heridas. Por lo tanto, asegúrate de que no hay ningún elemento en el interior del zapato que pueda rozarte o dañar tu pie con su uso continuado. ¡Que no se te olvide este truco! Te puede ahorrar muchas desazones.

Encontrar los zapatos perfectos puede ser difícil, pero tu comodidad y el bienestar de tus pies debe estar por encima de todo. Con un poco de paciencia y pericia, encontrarás los zapatos perfectos sin ninguna duda. ¡Cuenta con ello!